Soluciones Para la Disfuncion erectil

Desafortunadamente la disfunción eréctil es una condición que afecta a un porcentaje importante de hombres alrededor del mundo. Bien es cierto que esta condición es más probable en adultos pasando los 40 años, pero es sabido que también puede llegar a afectar a hombres incluso en su adolescencia.

La disfunción eréctil básicamente es la incapacidad del hombre de iniciar y mantener una erección, ya sea para actividad sexual, o para masturbación. Esto se debe a que los tejidos blandos del pene, así como sus vasos sanguíneos, se encuentran oprimidos por una serie de factores que hacen que sea extremadamente difícil para estos llenarse de sangre para poder iniciar una erección.

Este problema para tener erecciones es un factor muy importante en la confianza sexual que se tiene el hombre pues muchas parejas han tenido problemas por esto.

Las principales causas de la disfunción eréctil tienen que ver con el estilo de vida de la persona y la situación mental en la que se encuentre en ese momento. Como sabemos, una erección es básicamente una reacción corporal que se deriva directamente de los impulsos nerviosos que el cerebro envía a nuestro cuerpo ante determinada situación.

Es muy común que en los momentos previos a tener actividad sexual, las dudas, los nervios, y el miedo comienzan a apoderarse de nuestro cuerpo. Siempre es normal sentir un poco de nervios sobre si nuestro desempeño sexual será suficiente para nuestra pareja o no. Este tipo de nervios es lo que hace que los estímulos nerviosos que reciben nuestros sentidos, no lleguen al pene de manera apropiada ni a tiempo, lo que hacen que la erección se vea imposibilitada.

Otros factores que afectan la capacidad del hombre de tener una erección, tienen que ver con su estilo de vida. El tabaco está científicamente comprobado que reduce los capilares sanguíneos gradualmente, lo que genera que el pene tenga más trabajo y ocupe más esfuerzo en recolectar la sangre para tener una erección. Esto mismo llega a suceder cuando el hombre consume alcohol constantemente y en grandes cantidades.

Existen otras enfermedades que están vinculadas directamente con la disfunción eréctil, como lo son la diabetes, la hipertensión, y problemas cardiacos. En estos casos más complicados, su médico podría llegar a la conclusión que lo mejor para tratar esta disfunción es de forma médica, o sea, tomando pastillas.

Estas pastillas para la disfunción eréctil funcionan como inhibidores. Esto quiere decir que relajan los tejidos y los vasos sanguíneos haciendo que sea más fácil el flujo de la sangre por ellos y de esta manera, el pene pueda “inflarse” naturalmente y mantener una erección.

Si bien la disfunción eréctil es algo serio, no quiere decir que no se pueda tratar. Muchos hombres han perdido un poco de su autoestima y hombría por asuntos relacionados a la disfunción. No deben porque preocuparse pues afortunadamente existen remedios para ellos. No dude en contactar a su médico para poder identificar las causas de su disfunción, y cuál es la mejor manera de contrarrestarlas.